Dimite la concejala de Ciudadanos en San Andrés por acoso y derribo

Mª OLGA PÉREZ MIERES,  DIMITO como Concejala de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo,  y RENUNCIO al Acta cumpliendo con el compromiso adquirido cuando firmé la Carta Ética para ser concejal. En los próximos días solicitaré junto a algunos de mis compañeros, la baja de militancia del partido.

No ha sido una decisión fácil, porque al aceptar el cargo de servidor público “contraje un compromiso con los ciudadanos y conmigo misma, de responder a esa confianza que depositaron en mí”. Pero el acoso y derribo hacia mi persona desde julio de 2018, la decepción con el partido a nivel Autonómico y Provincial y las continuas discrepancias con el portavoz del Grupo Municipal, me han llevado a “abandonar un proyecto en el que creí e hice partícipe a muchos ciudadanos”.

Me afilié al partido en el año 2014 y aposté por Ciudadanos porque se presentaba cono un partido diferente que nacía de un movimiento de ciudadanos libres que querían regenerar la política española. Regeneración que no es posible si no se cuenta con unos principios de ética y de conducta dentro del propio partido. Puse de manifiesto ante la Comisión de Garantías y Valores las presuntas irregularidades cometidas por la Secretaría de Organización en el procedimiento llevado a cabo,para cubrir la vacante de coordinador de la Junta Directiva de la Agrupación de San Andrés del Rabanedo, convocando nuevas elecciones a la Junta Directiva el día 8 de octubre de 2018, “ y a día de hoy no he recibido respuesta alguna”.

Desde ese momento he sufrido acoso y derribo hacia mi persona, pues se me ha presionado con  un mobbing continuo. El machismo de este partido junto con el aislamiento, la falta de información y comunicación a la que me ha sometido el portavoz del Grupo Municipal han impedido que pudiera ejercer como me corresponde mi cargo de concejal  en el Ayuntamiento. Presuntamente mi nombre y mi imagen no podían aparecer públicamente; todo ello con el objeto de desestabilizarme y de que abandonara el Grupo Municipal. No sólo ha habido una gran falta de respeto hacia mí como cargo público, sino también a la persona que desempeña el puesto de personal de confianza del Grupo Municipal, a los afiliados y sobre todo a los ciudadanos de San Andrés del Rabanedo que depositaron su confianza en esta formación política en las elecciones municipales de 2015. “En política no vale todo”

He intentado reconducir esta situación de forma interna, sin publicidad. Envié varias “solicitudes de amparo a distintos cargos Orgánicos e Institucionales del partido”, entre ellos a las Secretarías de Organización de León y Autonómica y  a las Secretarías de Acción Institucional de León y Autonómicas. El “silencio” ha sido la respuesta en todo este proceso, salvo un escrito de la Secretaria de Acción Institucional de León cuyo contenido reflejaba su conducta hacia mi persona.

No vine a Ciudadanos para rendir pleitesía a nadie, sino para buscar y proponer políticas eficaces que puedan solucionar los problemas que nos preocupan a todos, y fundamentalmente para defender los intereses de los ciudadanos de mi Municipio. He ejercido mi cargo de concejala con la mayor diligencia y empeño, con entusiasmo y esfuerzo.

No puedo permanecer en un partido que se compromete a actuar, tanto en las instituciones como en la sociedad, conforme a los principios expuestos en su ideario político, pero en el que realmente ese compromiso brilla por su ausencia, además de todo lo ocurrido en las últimas fechas en Castilla y León.

De conformidad a todo lo anterior, me reservo el ejercicio de las acciones judiciales que me asisten para su posterior ejercicio.

Quiero expresar mi profundo agradecimiento a todas las personas que depositaron su confiaron en mí,  a algunos compañeros de partido y sobre todo a una parte de los afiliados de San Andrés del Rabanedo,  que me han apoyado de forma incondicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.