El Ayuntamiento ofrece 55 parcelas a asociaciones y empresarios para impulsar la economía

El concejal de Planeamiento Urbanístico y Vivienda, Manuel Saravia, acompañado del director del Servicio de Planeamiento Urbanístico, Javier Llorente Ruesga, ha presentado distintas propuestas para mejorar el empleo y la actividad económica y social de la ciudad. La principal novedad es la puesta a disposición de asociaciones y empresarios de 55 parcelas públicas. En la información ofrecida por el Ayuntamiento se especifica la calle, la superficie catastral y las características de cada una de las áreas disponibles.

“La intención del Ayuntamiento de Valladolid es estimular y favorecer la implantación de empresas o asociaciones en solares que en la actualidad están desocupados”, según ha afirmado Manuel Saravia.

Todas las parcelas están bien ubicadas y distribuidas en todas las zonas de la ciudad. A esta realidad responde el concepto de “constelación”. La suma de la superficie de las 55 parcelas asciende a 27,5 hectáreas con dimensiones muy distintas.

A partir de ahora las entidades interesadas pueden presentar sus propuestas para ocupar estos suelos, por los que deberán pagar un canon en función de las características, pero no tendrán necesidad de hacer frente al desembolso que implica la compra de un terreno. El periodo de uso se extenderá desde los 20 a los 75 años.

La propuesta –anunciada en la última Junta de Gobierno- será concretada a todos los grupos municipales, aunque los que han mostrado interés ya han recibido la información previa del concejal de Planeamiento Urbanístico.

 

Los dos trabajos del área de planeamiento urbanístico son la disposición de suelo público y la propuesta de organización de diez distritos en la ciudad.

 

1. Propuesta de organización de la ciudad en 10 distritos

 

Cumpliendo lo previsto en el Pleno de julio de 2019, se ha trabajado en la elaboración de un proyecto de distribución de la ciudad en 10 distritos elaborados con criterios de lógica territorial y buscando un equilibrio poblacional.

 

Responde a lo previsto en el punto 7.1. del acuerdo de gobierno firmado por los dos grupos que lo constituyen (PSOE y VTLP). Donde se planteaba “estudiar una posible organización, a efectos territoriales, de diez distritos en la ciudad que permitan una buena distribución de las actuaciones urbanísticas. Diez zonas, cada una de ellas con una población más o menos equivalente (entre 20 y 40.000 habitantes cada una), y diseñadas con lógica territorial”.

 

En los últimos años se han acordado una serie de actuaciones en los presupuestos participativos en base a una distribución urbana en 10 áreas. También en el Plan General de Ordenación Urbana se establecen una serie de áreas para organizar las propuestas territoriales. Pero es que, además de servir para distribuir de forma equitativa los servicios o las inversiones, también se recomienda, desde hace tiempo, conseguir una estructuración clara de las ciudades por otras razones, no solo funcionales. Se dice que la gente necesita pertenecer a una unidad espacial claramente identificable. Pues la ciudad, en fin, es un mosaico de piezas distintas, armónicamente cohesionadas.

 

Y si para organizar el trabajo municipal y la extensión de los servicios públicos sería útil una distribución más clara, coherente y ordenada de los distritos o espacios de servicio, si nos asomamos a las distribuciones de áreas urbanas que aplican otras administraciones, la conveniencia de coordinación aumenta. Pues, en efecto, cada administración tiene su lógica. Tanto en Educación como en Sanidad, en las áreas censales de Estadística como en los distritos postales, por ejemplo, ninguna de las zonas se preocupa por coordinarse demasiado con lo ya existente. Y sin embargo en muchas ocasiones con algunos simples ajustes se mejoraría la distribución, se entendería mejor la distribución administrativa y se coordinaría mejor la aplicación de los servicios públicos en la ciudad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.