La subida del 2% acordada hoy supone que el Ayuntamiento ha incrementado los sueldos de los empleados públicos un 7,5% en cuatro años

El gobierno municipal enmarca el aumento retributivo en la apuesta por mejorar las condiciones laborales para prestar mejores servicios a los ciudadanos

El aumento salarial del 2 % aprobado hoy en la Junta de Gobierno sobre las retribuciones del personal al servicio del Ayuntamiento de Valladolid y sus organismos autónomos supone un paso más en la apuesta del gobierno municipal por mejorar las condiciones laborales de todos los trabajadores. Con este incremento el conjunto de los sueldos de los empleados públicos del Ayuntamiento ha experimentado una subida del 7,5% en cuatro años.

Desde el año 2017, cuando se aprobó una subida del uno por ciento, las decisiones del equipo de gobierno presidido por Óscar Puente se han encaminado en la misma dirección para actualizar los salarios con el máximo que permite de la legislación estatal.

Una de las claves para adoptar estas medidas a favor de la plantilla del Ayuntamiento está en la buena gestión de las cuentas municipales.

“Con estos acuerdos logramos un doble objetivo: mejorar los ingresos de los empleados públicos, después de un periodo de varios años con los ingresos congelados y, además, la mejora de las condiciones laborales redundará en una mejor prestación de los servicios públicos municipales”, según ha afirmado el concejal de Recursos Humanos, Juan Carlos Hernández.

Desde hace cuatro años el aumento salarial ha sido incesante: En 2017 fue un 1%; en el año 2018 se aprobó un incremento del 1,5% y uno adicional del 0,25% gracias al cumplimiento de las reglas fiscales por el Ayuntamiento de Valladolid. El pasado año 2019 la subida fue del 2,25%. Y también la buena de la situación económica del Ayuntamiento permitió sumar una cantidad adicional del 0,25%. Durante los años 2018 y 2019 se aprobaron sendas subidas del 0,3% de la masa salarial.

En definitiva, un incremento global del 7,5 por ciento para todos los empleados públicos que dependen del Ayuntamiento en sólo cuatro años. De esta forma el Ayuntamiento de Valladolid se sitúa en la vanguardia de las administraciones que adoptan medidas favorables a los trabajadores con el afán de prestar adecuadamente los distintos servicios públicos y si es posible mejorar la calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.