El Ayuntamiento de Valladolid suprime este año las tasas de terrazas y mercadillos

El alcalde anuncia la exención de esta tasa que afecta a miles de hosteleros y a las familias que instalan los mercadillos. El Ayuntamiento dejará de ingresar 1,3 millones de euros

Los hosteleros de Valladolid no tendrán que pagar ni un euro por la instalación de terrazas en las calles y plazas de la ciudad. Tampoco tendrán que pagar ni un euro los adjudicatarios de los puestos en los mercadillos que tradicionalmente se instalan en la ciudad. El Ayuntamiento dejará de ingresar en total 1,3 millones de euros, que quedarán en los negocios y en las familias de Valladolid. Este es el impacto económico en las arcas municipales que se transforma en un resultado positivo en la economía de los profesionales de la hostelería y en los adjudicatarios de los mercadillos.

“El cierre de la hostelería de nuevo obliga a mover ficha. El Gobierno municipal formado por PSOE y VTLP ha alcanzado un acuerdo con el grupo Municipal de Cs para retirar por segundo año consecutivo la tasa de terrazas y mercadillos. Hoy se inicia el expediente”. Con esta declaración el alcalde, Óscar Puente, ha anunciado la supresión de la tasa que debían pagar los empresarios de la hostelería y los responsables de los puestos de venta en los mercadillos.

La supresión de la tasa es una medida que adopta el Ayuntamiento de Valladolid como una medida compensatoria para ayudar a estos sectores tan afectados por las medidas adoptadas por la Junta de Castilla y León ante el Covid-19.

Las tasas estaban contempladas en el Presupuesto del Ayuntamiento para 2021, año en el que se preveía recaudar aproximadamente 1,3 millones de euros.

En concreto, el número de hosteleros con terrazas en espacios de dominio público asciende a 1.100 que hubieran tenido que pagar 1.090.000 euros. A esta cifra se añaden otros 135 hosteleros que tienen terrazas en espacios privados de uso público, que hubieran desembolsado 19.500 euros. Respecto a los mercadillos, los adjudicatarios de los puestos dejarán de ingresar 180.000 euros.

Sin embargo, se ha considerado la necesidad de liberar totalmente a los empresarios de la hostelería del pago de la tasa derivada de la instalación de mesas, sillas y el resto de elementos en la vía pública, y también se libera del pago a las familias que instalan puestos en los mercadillos.

Por tanto, los propietarios y regentes de bares, restaurantes y hoteles quedan exentos del abono de esta tasa, por segundo año consecutivo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.